El Observatorio Venezolano de Seguridad Alimentaria y Nutrición, en el marco de su campaña “Venezuela tiene aroma a…”, lanzó una nueva tanda de micros audiovisuales. En este caso, la serie es una reflexión sobre las empanadas. Un plato idiosincrático de la comida venezolana, porque aunque hayan muchas versiones en el mundo de habla hispana, lo cierto es que la versión venezolana tiene sus particularidades. Los guisos que se usan, o también el relleno en general de la arepa, hasta la capa que de maíz tostado que la cubre.

El profesor Víctor Moreno Duque y la profesora Rosa Bosch, especialistas e investigadores de la gastronomía venezolana, coinciden en que el plato es fundamental para entender la comida de nuestro país. Que además es un claro ejemplo de comida urbana, ya que se pueden observar en distintas localidades del país como hay puestos callejeros de venta de empanadas. Y qué decir de los puestos de empanadas en la playa.

Las diferencias de las empanadas según la región en la que uno se encuentre también son abordadas en “Venezuela tiene aroma a… Empanada”. Ya sea el uso del cazón en oriente, el pisillo en el llano, lo práctico de la empanada de la zona central, o las del zulia —lugar insigne de la comida callejera o urbana en Venezuela—.

Mención aparte tienen las empanaderas, personajes que forman parte del imaginario venezolano por llevar consigo una tradición que se hereda de generación en generación. Y por su puesto, con el paso de los años —más la entrega a su oficio— perfeccionan la técnica de tal forma, que comer una empanada de estas mujeres es una auténtica delicia.

No hay que perderse esta reflexión sobre nuestras empanadas. Pueden acceder a los videos a través de la lista de reproducción en nuestro canal de Youtube.