Los alimentos se encarecieron globalmente por quinto mes consecutivo durante octubre de 2020. El alza de precios fue liderada por los cereales, el azúcar, los lácteos y aceites vegetales, de acuerdo con un estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

El índice de precios de alimentos de la FAO promedió 100,9 puntos, un aumento del 3,1% con respecto a septiembre. Si se compara con octubre de 2019, se observa un aumento del 6%.

Condiciones del mercado explican algunas de estas alzas (mayor demanda de lácteos en Oriente Medio y Asia, por ejemplo), pero también una menor producción debido a condiciones poco favorables en Argentina y un clima seco que afecta a las siembras de trigo en Europa, Norteamérica y la región del Mar Negro.

Todo esto sucede en el marco de lo que se espera será la mayor producción de trigo de la historia, pese a una revisión a la baja en esas expectativas. Hoy se espera que esa producción sea de 2.750 millones de toneladas, lo cual representa un aumento del 1,6% con respecto al año pasado.

Y aunque también se han revisado los inventarios a la baja, el caso es que con un radio de existencias vs. uso de 31.1%, todavía hay margen para una buena oferta en los próximos meses.