Con el objetivo de proteger y mejorar el acceso a la comida, así como también de impulsar los sistemas alimentarios de forma sostenible, la FAO decidió lanzar la Alianza Alimentaria. El proyecto es iniciativa del gobierno de Italia, y cuenta con más de 30 países que han mostrado interés en sumarse y colaborar con recursos.

Dada la presión sobre los sistemas alimentarios que supone la pandemia del COVID-19, la crisis económica que acompaña a la pandemia, y unas economías mundiales que ya arrastraban una gran desigualdad, la FAO decide lanzar esta alianza para fomentar la colaboración tanto en materia de conocimientos, como también con recursos financieros para realizar proyectos sobre el terreno que ayuden a proteger los sistemas alimentarios. La idea es que estos sistemas se vuelvan más resilientes e independientes de las presiones que se puedan ejercer desde fuera.

Así lo dijo Muhammad Yunus, ganador del Premio Nobel de la Paz por desarrollar el concepto de los microcréditos: “las economías rurales deben reconstruirse como economías independientes”. Yunus es parte de la Alianza Premios Nobel de la Paz por la Seguridad Alimentaria y la Paz, promovida por la FAO, y fue un orador en el lanzamiento de la Alianza Alimentaria.

La iniciativa tendrá un fondo fiduciario, así como también un centro de actividades basado en la web. Este centro permitirá que los participantes accedan a una canasta de información y datos enfocados a proyectos, así como también financiación y el tipo de asistencia requerida en los proyectos que se lleven a cabo sobre el terreno.

El director general de la organización, Qu Dongyu, se refirió al objetivo como “la construcción de una alianza que tenga una red de gobiernos nacionales, organizaciones internacionales, intelectuales, sociedades civiles, y el sector privado; para que trabajen juntos en una acción global y unificada”.