La primera serie de la campaña se llama ‘Venezuela tiene aroma a… Hallaca’, y es una reflexión sobre el plato navideño y su estrecha vinculación a la cultura de nuestro país

Así como el sonido de la navidad venezolana es el de las gaitas, villancicos y aguinaldos, las navidades en Venezuela tienen un olor: el de las hallacas. Desde pequeños estamos acostumbrados a comerlas. En tiempos donde la seguridad alimentaria no está garantizada por los altos precios, el Observatorio Venezolano de Seguridad Alimentaria y Nutrición lanzó la campaña “Venezuela tiene aroma a…”, una campaña en la que se reflexiona sobre diversas costumbres gastronómicas de Venezuela. La primera serie de la campaña es “Venezuela tiene aroma a… Hallacas”, donde se reflexiona sobre este plato idiosincrático de la cultura venezolana, y se argumenta que es patrimonio de la cultura del país.

Un segundo video trata de cómo la inseguridad alimentaria conlleva sacrificios para que las personas puedan mantenerse alimentadas debido a los altos precios. La profesora Ocarina Castillo nos comenta que estas navidades serán las de la resiliencia y la creatividad para que los venezolanos puedan aferrarse a una tradición de suma importancia.

El tercer video trata de los regionalismos de la propia hallaca. Como es una costumbre tan arraigada en la población, y con muchos años de existencia, en el territorio venezolano se pueden encontrar diversas interpretaciones según la población en la que uno se encuentre. Rosa Bosch, cronista de Güiria y referencia en la gastronomía de Paria, explica por qué la hallaca de Güiria es tan particular (y según ella, la mejor).

La gastronomía es expresión de cultura, y mientras hayan hogares venezolanos, parece que la cultura sobrevive pese a las dificultades que hay para preservarla. La serie de videos está disponibles en YouTube.