Mucho se habla de la mezcla cultural y étnica (mestizaje) del cual somos productos los venezolanos. Una forma de apreciar este mestizaje es observando que las personas de una gran variedad étnica. Y otra forma de ver el mestizaje es a través de las tradiciones de la cultura venezolana. Particularmente en lo referido a la gastronomía, resulta fascinante como hay platos que contienen ingredientes originarios de Asia y África, y que al juntarse en Venezuela y el Caribe, se creó una comida mestiza y única. 

Como ejemplo, tenemos el mango. Esta fruta —y el árbol que la produce— son de gran ubicuidad en el territorio venezolano. Tanto así que la asumimos como propia. El profesor Víctor Moreno Duque, en la serie de videos “Venezuela tiene aroma a… Mango y Ocumo” recuerda que hay localidades en el país a las que se le dan nombres como “El Manguito” o la “Vuelta del Mango”. Sin embargo, el mango es originario del Sudeste Asiático (sobre todo el área de India, Pakistán y Myanmar). Y constan registros de colonizadores que trajeron el mango en la segunda mitad del siglo XVIII.

Por su parte, el ocumo es un tubérculo que también está muy presente en la comida venezolana. El ocumo chino (también conocido como ocumo morado), traído —como su nombre lo indica— de China, es otro ingrediente fundamental si queremos entender la comida caribeña creole —la cual a su vez tiene fuerte presencia en Güiria y todo el oriente de Venezuela— por su uso en recetas tradiciones como el calalú. El propio calalú a su vez, tiene otro ingrediente de origen foráneo al territorio que hoy es Venezuela: el quimbombó, que proviene de África.

Así, la profesora Rosa Bosch al relatar el uso del ocumo chino en la comida del sur de Paria, también cuenta sobre la diversidad de los orígenes de la comida caribeña y venezolana, así como también —en un nivel más amplio— de la cultura venezolana.

La lista de vídeos está disponible en el canal de Youtube del OVSAN.