Niños y adultos indígenas con enfermedades como diarreas, vómitos y anemia, consecuencia de la desnutrición que padecen, se encuentran internados en el hospital materno infantil en Puerto Ayacucho.

En una visita realizada a ese centro de salud, constatamos la presencia de 60 niños hospitalizados, casi la totalidad eran indígenas, en su mayoría de los pueblos yanomami y yekuana, los cuales aparte de la enfermedad que padecen, presentan también un alto grado de desnutrición.

Hermosa Bautista, es una indígena yekuana que vino a Puerto Ayacucho desde La Esmeralda, capital de Alto Orinoco. Es madre de unas gemelas albinas de 7 meses de edad, ambas presentan alto grado de desnutrición. Dice que su marido sale a pescar, pero no consigue nada y ella tiene problemas para producir leche para sus hijas.

En el materno infantil también nos encontramos con Doris Silva, del pueblo jivi, es comunidad Munduapo, municipio Autana. Para llegar a Puerto Ayacucho con su hermana y su sobrino desnutridos, tuvo que navegar más de 2 horas y media hasta Isla de Ratón, y de allí a Samariapo, para tomar un transporte hasta la capital amazonense. En el ambulatorio de Isla de Ratón no había ni siquiera un suero para hidratarlos.

En el hospital materno infantil tenía en sus brazos a su sobrino, un bebé de 3 meses que apenas pesa 2 kilos. Su hermana, la madre del bebé, también estaba hospitalizada por problemas de nutrición.

Personal del materno infantil de Amazonas dijo a la fuente de Kapé Kapé que los problemas de salud de estos pacientes se deben, entre otras razones, a las fallas que hay en los ambulatorios y consultorios de los municipios del interior, que están abandonados y desabastecidos de equipamiento y medicinas, además de la mala alimentación que trae como consecuencia la desnutrición.

Resaltaron también una falla interna con los promotores indígenas que trabajan en el hospital, ya que no tienen los traductores disponibles para que los médicos y enfermeros puedan comunicarse con los pacientes y saber exactamente los síntomas que tienen.

Según conoció la fuente, los niños que presentan desnutrición van a permanecer hospitalizados para ser tratados en el programa de recuperación nutricional y masa muscular que ejecutan en el hospital de Puerto Ayacucho.

Las fallas en los servicios de salud en comunidades indígenas no sólo de Amazonas, también en Bolívar y Delta Amacuro es descrita detalladamente en el boletín # 22 de Kapé Kapé, donde se evidencia que pasan los años y no llegan las soluciones a los problemas de acceso a servicios de salud en comunidades y municipios del interior y sus habitantes siguen padeciendo el no poder contar con este vital servicio como garantía de sus derechos constitucionales. Accede al boletín aquí

En abril de este año, Andry Sarmiento, del comité de DDHH de la comunidad Platanillal, informó a Kapé Kapé sobre el fallecimiento el 11 de abril del niño Axel Caribán, de 4 años de edad y el día 19 de abril de la señora Margarita Ponare, de 75 años de edad. Ambos eran indígenas jivi y presentaban un cuadro de desnutrición, según lo informado por el vocero de esta comunidad ubicada en el municipio Atures del estado Amazonas.

Con un 26%, el déficit nutricional ocupó el segundo lugar entre los problemas sociales más relevantes en las comunidades indígenas de Amazonas, según el informe de resultados de investigación sobre violación de derechos humanos en comunidades indígenas 2021 de Kapé Kapé.

La desnutrición es un mal que aqueja no sólo a los pueblos indígenas de Amazonas. Una familia warao completa falleció por desnutrición. La niña Maribel López fue la última sobreviviente de su familia de cuatro miembros en ser alcanzada por la muerte. Sus padres y hermanito también fallecieron por síntomas y cuadros de desnutrición severa. Su deceso ocurrió en el materno infantil Dr. Oswaldo Brito de Tucupita.

Según la Oficina de Coordinación de la ONU para Asuntos Humanitarios OCHA, en su última actualización realizada el 27 de julio de 2021, “de acuerdo a los reportes de los socios, en sus intervenciones ha detectado la existencia de casos de desnutrición en 22 de los 24 estados del país”.